Osteopatía

La Osteopatía es una terapia de reciente creación, que tiene su origen en Estados Unidos y su promotor fue Andrew Taylor Still (1828-1917).

Para la Asociación Americana de Osteopatía, es un sistema de curación que pone el énfasis principal sobre la integridad estructural del organismo, la cual rige la buena salud del cuerpo y evita la enfermedad.

Se trata pues, de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema músculo-esquelético, visceral o nervioso. Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones músculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

La Osteopatía se clasifica en Osteopatía Estructural (dirigida al sistema músculo esquelético), Visceral (dirigida al sistema visceral) y Craneal (dirigida a las suturas craneales, cráneo sacro, meninges y liquido cefaloraquideo).

Indicaciones

APARATO LOCOMOTOR: cervicalgias, tortícolis, neuralgias cervicobraquiales, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas o cruralgias, hernias discales, periatritis escápulo humerales, algias musculares y patología deportiva.

SISTEMA VISCERAL: principalmente en esfera ginecológica y sistema gastro intestinal. Trastornos como gastritis, hernia de hiato, molestias intestinales, estreñimiento, trastornos digestivos en relación con la vesícula biliar, trastornos menstruales (dismenorreas , síndrome intermenstrual y algunas otras patologías de la esfera genital). Recomendable también para el asma, la incontinencia de orina del posparto y dolores del cóccix.

A menudo el tratamiento visceral es necesario para aliviar dolores del aparto locomotor, pues son ocasionados por reflejos viscero-somáticos.

CRÁNEO: cefaleas y migrañas, problemas oculares, de oído, sinusitis y rinitis, problemas de articulaciones temporomandibulares, etc.

PEDIATRÍA: plagiocefalia, otitis de repetición, tortícolis congénita, escoliosis, pie zambo, luxación congénita de cadera, PCI, hiperactividad, bronquiolitis…

 

LA OSTEOPATÍA ES UN TRATAMIENTO GLOBAL DEL CUERPO, HOLÍSTICO